El contenido sigue siendo el rey: cómo desarrollar una estrategia de contenido para tu evento virtual

El contenido sigue siendo el rey: cómo desarrollar una estrategia de contenido para tu evento virtual | MCI Spain | ES

El contenido sigue siendo el rey, incluso, si no más, de los eventos virtuales. Una estrategia de contenido sólida creará una historia, educará, atraerá a tu audiencia y generará confianza en la marca para proporcionar un valor real a los asistentes.

¿Existe un evento sin contenido?

El contenido siempre ha sido la base de cualquier buen evento. Ahora que los eventos virtuales han reemplazado temporalmente a los presenciales, esto es aún más cierto.

Sin un lugar, catering o interacciones en la vida real, el contenido es el evento. Además de eso, el mercado está actualmente saturado de eventos virtuales, seminarios web, transmisión en vivo, etc. Es por eso que es más crítico que nunca enfocarse en idear una estrategia de contenido sólida para eventos virtuales que distinguirá al evento y brindará un valor real a la audiencia.

¿Cómo? Aquí está nuestro consejo profesional en 4 pasos procesables.

1. Incluir la narración de historias en la estrategia de contenido del evento virtual.

Lo primero y más importante que debemos hacer al diseñar una sesión online es pensar en ella como una historia. Las historias han sido una poderosa herramienta de comunicación durante siglos porque nuestros cerebros están programados para recordar las cosas mucho mejor si se cuentan como una historia en lugar de meros hechos.

¿Cuáles son los elementos de una buena historia?

  • Una fuerte apertura
  • Capítulos
  • Un final fuerte.

 

Así que debemos pensar en los contenidos y organizar las sesiones para crear una narrativa lógica y coherente que los asistentes puedan seguir durante todo el evento virtual.

 

2. Utilizar la estrategia de contenido para educar a la audiencia virtual.

El valor real que puedes brindar a la audiencia es hacerlos sentir más inteligentes después de haber asistido al evento virtual. Las personas que asisten al evento están invirtiendo tiempo, y a veces dinero, para unirse, por lo que debe hacer que valga la pena.

Debemos brindar a la audiencia estadísticas exclusivas que no encontrarán en ningún otro lugar y encontrar oradores que tengan un gran conocimiento de un tema específico.

Los expertos de la industria, los líderes de opinión clave y los expertos en la materia pueden aportar su experiencia y punto de vista únicos al evento, convirtiéndolo en una oportunidad de aprendizaje que no debe perderse para las personas en su campo.

 

3. Idear una estrategia de contenido que genere confianza en la marca.

Un evento virtual también puede verse como un ecosistema donde la marca cobra vida y donde la audiencia puede experimentarla de una manera más directa.

Esto puede tener un gran impacto en la confianza y el valor de la marca en el mercado.

Es por eso que cada componente del evento, desde la producción hasta el marketing, debe reflejar los valores de la marca y los valores de la audiencia.

Esto también es esencial para el contenido. Debemos preguntarnos, ¿Cómo queremos ser percibido por los asistentes?

¿Tradicional y confiable, o joven y creativo?

La respuesta dependerá de la oferta, posicionamiento, público objetivo e industria.

También es fundamental que las personas que entregarán su contenido, los oradores, se alineen con los valores y mensajes de la marca.

Se convertirán en la representación de la marca a los ojos de sus asistentes, por lo que debe haber un ajuste auténtico.

 

4. Combinar la estrategia de contenido con un compromiso bidireccional

Nada hace que las personas se sientan más cerca de una marca y su misión que ser parte de una experiencia compartida.

Sí, es importante educar y construir una historia con la estrategia de contenido, pero no a expensas del engagement.

La integración de momentos interactivos en el evento virtual no solo fomentará un sentido de comunidad entre los asistentes, sino que también ayudará a retener su atención. La atención lo es todo online, así que siempre presente el contenido de una manera interesante, atractiva y nueva.

Por lo tanto, en lugar de pensar en el evento virtual como una comunicación unidireccional en la que comparte información con los asistentes, debemos considerarlo como una vía bidireccional donde la audiencia es un colaborador.

Debemos utilizar todas las herramientas a disposición, desde Q&A, encuestas, cuestionarios hasta la creación conjunta de contenido, para impulsar el engagement. Ese es el combustible que, en última instancia, formará una comunidad en torno a la marca.

No debemos olvidar que el engagement comienza mucho antes del evento virtual y termina mucho después. Esto significa invertir tiempo para crear, antes del evento, campañas de marketing de contenido y redes sociales. Después del evento, los contenidos on demand pueden extender el ciclo de vida del evento virtual incluso más allá de su fecha de finalización.

El contenido es el rey, incluso en forma virtual. La estrategia de contenido del evento virtual debe tener una narrativa clara y comunicar la marca mientras educa e involucra a la audiencia.

 

¿Estás planeando un evento virtual para tu organización y tienes dificultades para traducir el contenido en una experiencia virtual atractiva, educativa y alineada con la marca? Contáctanos para saber cómo podemos ayudarte.

Acerca del Autor

Benedetta Fadini

Global Content & Social Media Coordinator