6 consejos basados en la neurociencia para diseñar experiencias virtuales atractivas

6 consejos basados en la neurociencia para diseñar experiencias virtuales atractivas | MCI Spain | ES

¿Cómo puede una experiencia de aprendizaje virtual mantener niveles suficientes de atención? ¿Cómo se puede impulsar el compromiso en el espacio online? La aplicación de los principios de la neurociencia al diseño de la experiencia virtual puede conducir a niveles más altos de compromiso, retención de contenido y ROI.

 
Las personas asisten a eventos porque quieren ver, aprender, compartir y establecer contactos con sus compañeros. Si bien los formatos difieren y deben adaptarse al espacio online, es clave garantizar que la edición virtual sea una experiencia que cumpla con las expectativas previstas. Para lograr eso, el cerebro se convierte en el foco central del diseño de experiencia online.

¿Por qué el cerebro? El cerebro es nuestra herramienta principal para el aprendizaje. Es el núcleo del pensamiento humano, la memoria, la conciencia y la emoción. Por lo tanto, solo tiene sentido alinear el diseño de la sesión online con cómo funciona el cerebro de los asistentes e invariablemente se conecta con una experiencia en línea.

La aplicación de los principios básicos y la investigación en neurociencia, el aprendizaje de adultos y el comportamiento de los consumidores de hoy en día pueden tener un gran impacto en el diseño de experiencias en línea efectivas. Entrelazar estos principios en una estrategia de diseño conduce a niveles más altos de compromiso, retención de contenido y ROI.

Compartimos 6 consejos basados en la neurociencia para ayudarte a diseñar experiencias virtuales relevantes y atractivas para tus asistentes.

 

1. Dividir el contenido en pequeñas partes

Chunking es el concepto para recordar. Según un reconocido artículo de psicología, la cantidad de información que una persona puede procesar conscientemente es siete, más o menos dos. Del mismo modo que tratar de llevar demasiadas cosas a la vez puede hacer que algo salga mal, exigir a los alumnos que comprendan demasiados conceptos a la vez puede hacer que 'no absorban' esa información.

La técnica de fragmentación permite al cerebro digerir y asimilar el contenido de manera más efectiva, lo que hace que sea mucho más fácil integrarse en la memoria a largo plazo.

 

2. Introducir una “sacudida”

La suposición común es que durante cualquier sesión presencial, la atención máxima es en los primeros 10 a 12 minutos y luego disminuye a medida que el asistente se cansa de concentrarse o se distrae.

Sin embargo, los estudios muestran que la atención es mayor cuando el hablante introduce algo nuevo o diferente, como el humor o la ayuda visual, rompiendo así el comportamiento predictivo. Este elemento de cambio, que idealmente involucra algún tipo de característica interactiva, es esencial en un entorno virtual.

 


3. Mejorar la relevancia del aprendizaje.

La relevancia de una sesión debería ser obvia dentro de los primeros cinco minutos al mostrarles a los alumnos cómo se abordará su preocupación. Esto se debe a que la relevancia juega un papel crucial en la cognición. Cuando la información se percibe como relevante, los esfuerzos cognitivos aumentan significativamente, lo que conduce a efectos cognitivos mucho mayores.

 

4. El efecto de espaciado

En 1885, el psicólogo Hermann Ebbinghaus descubrió que las personas olvidan el 80% del material aprendido en 24 horas. Este descubrimiento condujo a la llamada "curva de olvido". A diferencia del aprendizaje intenso y abarrotado, el aprendizaje que se lleva a cabo durante un período prolongado le da al cerebro suficiente "espacio" para asimilar nuevos hechos.

Los asistentes experimentarán un mayor éxito al extender su revisión de contenido y recordar con el tiempo, en lugar de participar en sesiones de arriba a abajo sobrecargadas de una sola vez.

 

5. Crear una experiencia multisensorial

Las personas aprenden mejor cuando todos sus sentidos están ocupados y cuando su imaginación es más activa. Los expertos confirman que las sesiones que usan dos o más sentidos son más efectivas que las que usan solo un sentido.

Hay que ayudar a los asistentes en línea a crear recuerdos fuertes y duraderos haciéndoles imaginar colores, escuchar sonidos y experimentar emociones. Usando el diseño creativo de eventos virtuales, se deben considerar actividades que requieran movimiento, involucren papilas gustativas o incluso el sentido del olfato.

 

6. Activar las emociones correctas

El aprendizaje no es meramente cerebral, también es emocional. Los investigadores han confirmado cómo las emociones afectan los procesos mentales.

En pocas palabras: los adultos aprenderán y se involucrarán si les importa. Prestarán atención si se sienten animados. Se conectarán con los demás si se sienten bienvenidos. Por lo tanto, las emociones están demasiado arraigadas en el proceso de aprendizaje para ignorarlas como un factor de aprendizaje importante. Activar las emociones correctas puede ayudar a los asistentes a aprender mejor y aumentar el compromiso general durante una sesión.

 

En MCI, reconocemos los desafíos que implica el cambio de un entorno físico a una experiencia en línea para las organizaciones. A través de nuestra experiencia tanto en experiencias online como offline, guiamos a las organizaciones a transformar con éxito sus conferencias, reuniones y eventos para garantizar el mayor valor para todos los interesados.

Contáctenos para aprender cómo aplicar la neurociencia a una experiencia virtual que logre tus objetivos.